Saltar al contenido
Blog
La glándula pineal que se encuentra en el cerebro es la encargada de segregar melatonina. Se ha podido demostrar que un suplemento de melatonina puede aumentar la capacidad de recuperación cerebral y de mejora cognitiva. Un estudio con participación de investigadores españoles, brasileños o australianos desvela que la melatonina podría ser un potencial tratamiento en enfermedades neurodegenerativas. Según el estudio, la melatonina en la memoria ejerce un efecto protector conforme el cerebro envejece. Así podría reducir la posibilidad de desarrollar alzhéimer o en aquellos que se haya desarrollado, protegerlos contra la degeneración neuronal. El estudio se ha realizado con un grupo de ratones de 6 meses. Unos estaban sanos y otros con alzhéimer. Fueron tratados con 12 mg por kilo de peso y día de melatonina durante 12 meses. En cuanto a los resultados, todos los ratones mostraron mejoría en su comportamiento en general y aprendizaje. Los ratones que tomaron melatonina estaban menos ansiosos, reconocían más que los que no habían tomado la melatonina. Esto es debido a que sus conexiones neuronales se optimizaron por efecto de la melatonina. El estudio ha demostrado que la melatonina reduce la inflamación de los ratones transgénicos y no transgénicos que la tomaron. Los pacientes con alzhéimer sufren a menudo alteraciones en el sueño, los tratamientos con melatonina pueden mejorar este problema. La melatonina es una hormona natural, que se segrega durante el sueño. La exposición a la luz solar no reactiva la segregación de melatonina. Esto no solo provoca problemas de sueño si no otros como cardiovasculares, diabetes, digestivos, depresivos, etc. Los autores de los estudios establecen que todavía necesitan más estudios clínicos antes de mandar melatonina como prescripción médica. Podemos esperar que los fármacos usados en los ratones sirvan para las personas con aspectos moderados de la enfermedad. Les ralenticen la enfermedad en etapas tempranas. Hoy en día no existe un cura para el alzhéimer, porque esta enfermedad en humanos presenta mayor complejidad. El tema sería retrasar la enfermedad en sus comienzos. Esto permitiría que la disminución a nivel mundial de personas afectadas por esta enfermedad y otras neurológicas. Estos estudios llegan a la conclusión que para demostrar la efectividad de la melatonina se necesitarían nuevos ensayos clínicos. Sin embargo, tanto este estudio como otros ya realizados en animales señalan la importancia de ensayos clínicos en humanos. En el que se evaluarán los beneficios a largo plazo de la melatonina de las enfermedades neurodegenerativas. Por tanto, una dieta adecuada y un sueño de calidad dos buenos consejos para prevenir estas enfermedades.
La glándula pineal que se encuentra en el cerebro es la encargada de segregar melatonina. Se ha podido demostrar que un suplemento de melatonina puede aumentar la capacidad de recuperación cerebral y de mejora cognitiva. Un estudio con participación de investigadores españoles, brasileños o australianos desvela que la melatonina podría ser un potencial tratamiento en enfermedades neurodegenerativas. Según el estudio, la melatonina en la memoria ejerce un efecto protector conforme el cerebro envejece. Así podría reducir la posibilidad de desarrollar alzhéimer o en aquellos que se haya desarrollado, protegerlos contra la degeneración neuronal. El estudio se ha realizado con un grupo de ratones de 6 meses. Unos estaban sanos y otros con alzhéimer. Fueron tratados con 12 mg por kilo de peso y día de melatonina durante 12 meses. En cuanto a los resultados, todos los ratones mostraron mejoría en su comportamiento en general y aprendizaje. Los ratones que tomaron melatonina estaban menos ansiosos, reconocían más que los que no habían tomado la melatonina. Esto es debido a que sus conexiones neuronales se optimizaron por efecto de la melatonina. El estudio ha demostrado que la melatonina reduce la inflamación de los ratones transgénicos y no transgénicos que la tomaron. Los pacientes con alzhéimer sufren a menudo alteraciones en el sueño, los tratamientos con melatonina pueden mejorar este problema. La melatonina es una hormona natural, que se segrega durante el sueño. La exposición a la luz solar no reactiva la segregación de melatonina. Esto no solo provoca problemas de sueño si no otros como cardiovasculares, diabetes, digestivos, depresivos, etc. Los autores de los estudios establecen que todavía necesitan más estudios clínicos antes de mandar melatonina como prescripción médica. Podemos esperar que los fármacos usados en los ratones sirvan para las personas con aspectos moderados de la enfermedad. Les ralenticen la enfermedad en etapas tempranas. Hoy en día no existe un cura para el alzhéimer, porque esta enfermedad en humanos presenta mayor complejidad. El tema sería retrasar la enfermedad en sus comienzos. Esto permitiría que la disminución a nivel mundial de personas afectadas por esta enfermedad y otras neurológicas. Estos estudios llegan a la conclusión que para demostrar la efectividad de la melatonina se necesitarían nuevos ensayos clínicos. Sin embargo, tanto este estudio como otros ya realizados en animales señalan la importancia de ensayos clínicos en humanos. En el que se evaluarán los beneficios a largo plazo de la melatonina de las enfermedades neurodegenerativas. Por tanto, una dieta adecuada y un sueño de calidad dos buenos consejos para prevenir estas enfermedades.

Melatonina

La melatonina podría ayudar en la lucha contra el alzhéimer

La glándula pineal que se encuentra en el cerebro es la encargada de segregar melatonina.

Se ha podido demostrar que un suplemento de melatonina puede aumentar la capacidad de recuperación cerebral y de mejora cognitiva.

Un estudio con participación de investigadores españoles, brasileños o australianos desvela que la melatonina podría ser un potencial tratamiento en enfermedades neurodegenerativas.

Según el estudio, la melatonina en la memoria ejerce un efecto protector conforme el cerebro envejece. Así podría reducir la posibilidad de desarrollar alzhéimer o en aquellos que se haya desarrollado, protegerlos contra la degeneración neuronal.

El estudio se ha realizado con un grupo de ratones de 6 meses. Unos estaban sanos y otros con alzhéimer. Fueron tratados con 12 mg por kilo de peso y día de melatonina durante 12 meses. En cuanto a los resultados, todos los ratones mostraron mejoría en su comportamiento en general y aprendizaje. Los ratones que tomaron melatonina estaban menos ansiosos, reconocían más que los que no habían tomado la melatonina. Esto es debido a que sus conexiones neuronales se optimizaron por efecto de la melatonina. El estudio ha demostrado que la melatonina reduce la inflamación de los ratones transgénicos y no transgénicos que la tomaron.

Los pacientes con alzhéimer sufren a menudo alteraciones en el sueño, los tratamientos con melatonina pueden mejorar este problema.

La melatonina es una hormona natural, que se segrega durante el sueño. La exposición a la luz solar no reactiva la segregación de esta hormona. Esto no solo provoca problemas de sueño si no otros como cardiovasculares, diabetes, digestivos, depresivos, etc.

Los autores de los estudios establecen que todavía necesitan más estudios clínicos antes de mandar esta hormona como prescripción médica. Podemos esperar que los fármacos usados en los ratones sirvan para las personas con aspectos moderados de la enfermedad. Les ralenticen la enfermedad en etapas tempranas.

Hoy en día no existe un cura para el alzhéimer, porque esta enfermedad en humanos presenta mayor complejidad. El tema sería retrasar la enfermedad en sus comienzos. Esto permitiría que la disminución a nivel mundial de personas afectadas por esta enfermedad y otras neurológicas.

Estos estudios llegan a la conclusión que para demostrar la efectividad se necesitarían nuevos ensayos clínicos. Sin embargo, tanto este estudio como otros ya realizados en animales señalan la importancia de ensayos clínicos en humanos. Asi se podrían evaluar los beneficios a largo plazo en personas con enfermedades neurodegenerativas. Por tanto, una dieta adecuada y un sueño de calidad dos buenos consejos para prevenir estas enfermedades.

En nuestra residencia de ancianos SIERRA SALUD tenemos muchos pacientes con alzheimer. somo conscientes del gran problema que supone la enfermedad del alzheimer tanto a los pacientes como sobre todo a sus familiares cuidadores. Esperamos que pronto se llegue a encontrar una cura para esta enfermedad.

 

BUSQUEDAS RELACIONADAS: residencias alzheimer almeria, resiencia ancianos almeria