Saltar al contenido
Blog
incontinencia-urinaria-en-ancianos
incontinencia-urinaria-en-ancianos

Incontinencia urinaria en ancianos

Pérdidas de orina en ancianos

La incontinencia urinaria en ancianos es una pérdida involuntaria de orina. Que causa molestias a las personas que la sufren. Porque normalmente se produce en el lugar o memento menos adecuado. Y suele llevar un estigma social. Siendo una situación que conocen muy bien en las residencias de ancianos en Almería.

Uno de los momentos más especiales de la infancia es dejar de usar pañal. Porque los niños mayores controlan cuando ir a orinar. Y las personas se pasan la mayor parte de sus vidas controlando cuando van al baño. Por lo que perder esta capacidad se asocia con la dependencia de los niños.

Además de los problemas sociales que acarrea. La incontinencia urinaria en ancianos puede ser un síntoma de un trastorno más serio. Por lo que hay que prestar especial atención en el cuidado de los mayores que sufren esta condición.

¿Por qué se produce la incontinencia en ancianos?

Para aguantar las ganas de ir a orinar es necesario que todos los órganos que forman parte de la continencia funcionen bien. Por lo que las causas de la incontinencia urinaria en ancianos son:

  1. Problemas con la vejiga. Si la vejiga no es capaz de almacenar la orina, se produce la incontinencia.
  2. Problemas con la uretra. Que es el canal de salida de la orina y regula el reflejo de querer ir a orinar.
  3. Problemas de movilidad. Si la persona no puede moverse de forma adecuada para ir a orinar, es posible que se produzcan fugas de orina.
  4. Problemas cognitivos. Ya sea por falta de motivación o por una enfermedad que causa deterioro cognitivo. Lo que hace que la persona no sea consciente de la necesidad de ir a orinar.
  5. Otros motivos. Es posible que la incontinencia urinaria en ancianos se produzca por padecer varias enfermedades a la vez. También es posible que se produzca por interacción entre medicamentos.

¿Qué tipos de incontinencia urinaria existen?

  1. Transitoria. Cuando se produce con menos de 4 semanas de duración.
  2. Crónica. Si la duración de la incontinencia supera las 4 semanas de duración.
  3. De urgencia. Que está precedida por una necesidad urgente de orinar. La sensación es tan fuerte que no se puede controlar.
  4. De esfuerzo. Cuando la pérdida involuntaria de orina sucede al realizar un esfuerzo. Es más frecuente en mujeres y es típico que se produzca al toser o estornudar.
  5. Por vaciado incompleto. Si la pérdida de orina se produce por un goteo continuo que sucede al vaciar de forma incompleta la vejiga. Y suele asociarse con debilidad del chorro urinario, interrupción de la micción y dificultad para comenzar a orinar.

Pérdidas de orina en ancianos dependientes

Los ancianos dependientes tienen mayor incidencia de esta enfermedad. Porque la mayoría sufre un deterioro cognitivo o físico que limita su capacidad para ir a orinar. En Residencia Sierra Salud dispone de un equipo de enfermería para atender las necesidades sociosanitarias de los residentes. Así como el seguimiento médico y psicológico de los ancianos. Existen tratamientos para mitigar la incidencia de la incontinencia urinaria en personas mayores.

Por lo que en caso de tener incontinencia urinaria, los ancianos están bien atendidos. Y se realiza el cuidado y aseo personal necesario para que además de bien atendidos se sientan cómodos.

 

 

 

 

Búsquedas relacionadas: falta de orina en ancianos, tipo de incontinencia más frecuente en ancianos, incontinencia urinaria nocturna en adultos, anciano que orina mucho, incontinencia urinaria mujeres, infección de orina grave en ancianos.