Saltar al contenido
Blog
falta-de-apetito-en-ancianos

Falta de apetito en ancianos

Falta de apetito en ancianos

La falta de apetito en ancianos es un fenómeno común. Y pese a no parecer un gran problema a simple vista puede provocar graves problemas de desnutrición, en nuestra residencia de ancianos Almería los mayores reciben seguimiento médico para evitar la desnutrición.. Porque es normal que los ancianos tengan menos apetito. Ya que necesitan menos calorías. Y la regulación del apetito va más lenta.

Además, se les hace más difícil percibir los olores y sabores. Lo que disminuye la capacidad de disfrutar de la comida y provoca una falta de apetito en ancianos. Por último, la pérdida de piezas dentales y algunas enfermedades causan problemas para masticar y tragar. Es decir, se produce disfagia o dificultades para tragar.

En consecuencia, se produce esta disminución de apetito en las personas mayores. Que se denomina hiporexia.

Causas de la falta de apetito en ancianos

  1. Enfermedades e infecciones. Ya que el malestar provocado por los síntomas de la enfermedad pueden provocar desajustes corporales. Y acentuar las causas relacionadas a la edad de la falta de apetito en ancianos.
  2. Causas psicológicas. Como son la ansiedad y la depresión. Ya que producen cambios en el estado de ánimo y en las rutinas de la persona mayor. También provocan que los ancianos sean menos activos y necesiten menos calorías.
  3. Falta de actividad física. Ya que el hambre aparece cuando el cuerpo necesita energía. Si la persona mayor es sedentaria y no realiza la actividad física recomendada. El riesgo de sufrir hiporexia aumenta.
  4. Fármacos y tratamientos. Los efectos secundarios de los medicamentos y tratamientos provocan pérdida de apetito en ancianos. Por lo que si al iniciar un nuevo tratamiento o recibir un cambio de medicación nota que el anciano no come, acuda a su médico para que compruebe si hay alguna interacción entre los fármacos.
  5. Falta de rutina en las comidas. Se suele dar en ancianos que viven solos. Al no tener un horario de comida fijo el cuerpo no sigue los ciclos normales que provocan el apetito. Es común que la persona mayor coma mejor cuando está en compañía.

¿Qué hago si mi padre no quiere comer?

Lo primero es acudir al médico de cabecera para comprobar si hay alguna patología o medicamento que esté causando la falta de apetito.

Una vez contemplado el efecto de las enfermedades y tratamientos. Lo mejor es cuidar la dieta y los horarios de las comidas. Para asegurar la correcta nutrición de la persona mayor hay que repartir las comidas en varias tomas más pequeñas. De esta forma la falta de apetito en ancianos se mitiga. Aumentar las comidas a 5 o 7 tomas diarias es una solución muy buena. Que se utiliza en las residencias de ancianos Almería como Residencia Sierra Salud.

Realizar actividades y ejercicio físico. Ya sea un paseo por las tardes o ir a un taller de baile. Cualquier actividad física es buena para recuperar las ganas de comer, tener mejor salud, socializar. Y mantener alejadas a la ansiedad y la soledad. Son muchas las ventajas del envejecimiento activo.

Si la pérdida de apetito viene por la disfagia. Entonces lo mejor es adaptar la comida a las capacidades del anciano. Utilizar alimentos con texturas blandas y fáciles de tragar. Esto puede ser problemático en algunos casos. Porque el anciano ve estas comidas como un retroceso a la infancia. Por lo que hay que tener una buena comunicación y utilizar sabores intensos.

Cuidar de un mayor en una residencia

Si está buscando precios residencias de ancianos Almería, en Residencia Sierra Salud encontrará los mejores servicios gerontológicos de la provincia. Desde el seguimiento médico y de enfermería para controlar la medicación y el estado de salud del anciano. Hasta la fisioterapia, el apoyo psicológico y los talleres ocupacionales para mantener la salud mental y física. Sin olvidar el servicio de comidas con cocina propia y menús personalizados a las necesidades nutricionales y médicas de cada residente.

 

 

 

 

 

Búsquedas relacionadas: jarabe para abrir apetito ancianos, cuando un anciano no quiere vivir, que ocurre cuando un anciano deja de comer, batidos para personas mayores que no comen, como lograr que un anciano coma, dieta para ancianos desnutridos, cuanto puede durar un anciano sin comer, hiporexia.